Birds of Prey aún no tendría confirmada la calificación R

La película llegará a los cines en febrero de 2020

 

Ayer sin duda el día estuvo marcado por el inesperado primer adelanto de “Birds of Prey (And the Fantabulous Emancipation of One Harley Quinn)”. Pese a su brevedad, este primer teaser no estuvo exento de dividir a los espectadores, especialmente a los fans del cómic. Pero, dejando eso a un lado, hoy la cinta protagonizada por el grupo de superheroínas más popular de DC Comics vuelve a ser noticia, aunque por motivos muy diferentes.

Prácticamente desde que el proyecto se empezó a gestar, se comentó que “Birds of Prey” podría tener una calificación R, es decir, para un público adulto, hasta tal punto que todo el mundo dio por sentado que esa iba a ser su restricción por edades. Sin embargo, hoy, Paul Shirey, editor de la web Joblo ha comentado vía Twitter que sus fuentes de Warner le han confirmado vía e-mail que la calificación de la película aún no ha sido confirmada, por lo que podría ser que, o bien el estudio se lo está guardando un poco más o que aún no tienen claro el corte que tendrá la cinta.

Este caso recuerda un poco al de “Venom”, que desde un primer momento se dijo que sería una película R y hasta relativamente poco antes de su estreno estó no acabó por desmentirse, ofreciéndonos en su lugar una película más apta para casi todos los públicos, obteniendo un PG-13, como viene siendo común en este tipo de películas. Veremos a ver si en el caso de “Birds of Prey” termina pasando lo mismo o no.

Desde que en 2016 “Deadpool” demostrara que se podía hacer cine de superhéroes para adultos y hacerlo con éxito (algo que “Logan” corroboró un año después), el tema de la calificación R ha estado en boca de muchos y se ha rumoreado para algunos proyectos, llegando a parecer casi más una moda que un enfoque real para determinados proyectos. Lo cierto es que aunque quizás este sea un enfoque que le pueda funcionar a “Birds of Prey”, realmente también se podría hacer con una calificación más convencional. Warner tendrá que valorar si es un riesgo que quiere cometer, dado que en algunos países la restricción por edades es muy tomada en serio y, desde luego, una calificación R podría lastrar en mayor o menor medida las ganancias en taquilla.


Contenido relacionado