Análisis Mortal Kombat X

PlayStation 4 Xbox One
 

Damas y caballeros, amantes de la sangre, los fatalities y servidores de Raiden (o de Shao Khan), Mortal Kombat ha vuelto. El torneo de combates extremos, sangrientos y absolutamente increíbles ha decidido ser la primera gran saga de lucha que llega a todas las consolas de nueva generación y lo ha hecho por la puerta grande. Os vamos a adelantar un poco, el juego tiene muy pocos fallos y jugarlo es una gozada. Sin más preámbulos, comenzamos el análisis más completo de la red sobre Mortal Kombat X.

Hasta Mileena está guapa

Mortal Kombat X nos sorprenderá nada más comenzar con unos gráficos que sorprenden. Ya os lo adelantamos en las impresiones, pero el juego tiene unos gráficos muy buenos. Obviamente, no llega al límite de lo que pueden dar las consolas de nueva generación, pero hace un esfuerzo bastante grande para que disfrutemos de unos combates como nunca lo habíamos hecho.

mortal_kombat_x

Por un lado tenemos a los personajes, todos muy bien detallados y con unos movimientos especialmente logrados. El juego utiliza un sistema de gráficos realista que encaja perfectamente con la crudeza de los combates. Ahora, parecen personas de verdad dándose estopa, con un cuidado al detalle muy gratificante. Las manos, los brazos, las piernas, el vuelo de los abrigos o el comportamiento de las armas, todo está muy bien hecho, pero se ve potenciado cuando vemos cómo se crean heridas en nuestros contrincantes. Es cierto que estas heridas no se tienen por qué corresponder con los ataques que hacemos, pero la rotura de las vestimentas y los cortes en la piel son muy de agradecer. Además, la sangre que brota de los enemigos sí que ocurre a tiempo real, manchando a los combatientes durante el combate sin que esté del todo predefinido.

Además, hay que destacar la fluidez de los movimientos. Es cierto que es un juego basado en combos cortos y ataques especiales, pero los combos son especialmente fluidos y si te quedas a mitad de combo no se nota especialmente. Además, se pueden encadenar mejor que nunca los combos y los movimientos especiales, que en pantalla queda muy bien y en el resultado del combate hace bastante daño.

Toda esta gráfica muestra su músculo en los ataques especiales, con efectos lumínicos como rayos, bolas de energía o representaciones telequinéticas de los personajes (de hecho, creemos que es el Mortal Kombat con más personajes con poderes mentales y menos ciborgs) y súper combos con golpes contundentes y fluidos. Pero donde más se han esmerado es en los golpes rayos X. Para aquellos que no hayan jugado a Mortal Kombat 9, se introdujo un nuevo tipo de ataque especial en el que se podía activar un ultra combo tras rellenar una barra de energía a base de hacer movimientos especiales. Estos ultra combos se llaman combos Rayos X porque durante la animación del ataque se pueden ver a través de Rayos X los huesos que le vamos destrozando a nuestro oponente. Estos movimientos no solo son vistosos, sino que también hacían mucho daño. Pues han vuelto y son más violentos, más dolorosos y visualmente mucho mejores. Nos gustaría destacar que estos movimientos son de todo menos realistas, ya que en la mayoría de ellos se rompen las columnas o el cuello del oponente, pero luego puede seguir peleando sin problemas (aunque con mucha menos vida).

Por si esto fuera poco, también han introducido la interacción con escenarios que pudimos ver en Injustice: Gods Among Us, pero incluso han mejorado estos movimientos. Los que hayan jugado al juego de lucha de superhéroes de DC sabrán que en los escenarios había objetos que se podían usar con una simple pulsación de botón, pues ahora esos objetos también existen en Mortal Kombat X, pero en casi todos los escenarios han introducido una interacción en el borde de la pantalla que activa una pequeña animación en la que se golpea fuertemente al contrincante con un objeto del escenario (generalmente una barra de metal o un listón de madera). Estos golpes también están muy bien resueltos a nivel gráfico y dan una ventaja importante en batalla.

También hay que hacer mención aparte a los fatalitys. Han trabajado mucho y nos preguntamos desde AreaJugones cuantos días habrán estado reunidos para decidir hacer los fatalitys más dolorosos, sangrientos e incluso hirientes para el espectador. Estamos hablando de golpes finales que le podrán levantar el estómago a más de uno y que, con los gráficos mejorados, llegan a un realismo que asusta un poco. Solo podemos decir que en la mayoría de casos se pueden ver órganos internos de personajes y están hechos con especial detalle. Mención especial para los chorros de sangre que salen de los cuerpos muriendo en estas escenas, simplemente geniales y desternillantes.

Mortal Kombat x (2)

Otra cosa que merece mención aparte son los escenarios. Hay muchísimo trabajo en ellos y se nota. Multitud de objetos en el fondo de los escenarios que se mueven, que realizan acciones, que decoran de manera soberbia y que nos hacen sentirnos en ese lugar. Hay muchísimo detalle en los escenarios, muchísimo de verdad. Desde fondos que nos cuentan pequeñas historias a adornos que reflejan una parte importante de la historia de Mortal Kombat. Y todo esto, además, se adereza con unos efectos meteorológicos geniales. Hay escenarios en los que nieva o en los que cae una tempestad tremenda que hace mover los objetos del escenario. También luchamos en una cala donde podemos ver barcos destruidos de fondo e incluso cadáveres que salen del agua. Se han esforzado mucho desde NetherRealm Studios y se agradece, nunca un juego de lucha había tenido tanta inmersión.




Ahora bien, no todo es perfecto, hay algunos errores gráficos que se ven sobre todo durante los fatalitys. Estos tienen que ver generalmente con el pelo. Por ejemplo: en uno de los fatalitys de Kung Lao, partimos la cabeza de nuestro enemigo por la mitad con nuestro sombrero cortante. De acuerdo, corta la cabeza, pero también corta el pelo y si el personaje contrincante lleva coleta, también la corta exactamente por la mitad, quedando un efecto gráfico un tanto extraño en el que el pelo parece plastilina. Básicamente ese es el único defecto que hemos podido ver, pero también hay objetos que están a menor resolución o que, directamente parecen peores, como las burbujas de sangre que salen de una herida abierta durante un fatality. Estas burbujas parecen menos realistas que el resto del juego y desentonan un poco. Por lo demás, Mortal Kombat X crea belleza de la sangre y las toñas y eso es muy meritorio.

No hay sonido mejor que el de las vísceras chocando contra el suelo

Eso mismo tuvieron que pensar los desarrolladores mientras hacían el juego, porque el ruido de todo el juego está muy conseguido, pero vamos a ir por partes.

El doblaje del juego no está nada mal. Las voces, por lo general encajan bastante. La traducción está bien hecha y la actuación de los actores también. Hay que hacer una especial mención a los personajes nuevos, que tienen una voz que les pega mucho y que sorprende mucho, dado que no tenemos una idea preconcebida de cómo deben ser sus tonos. Hay que hacer una mención especial a Johnny Cage, doblado por el actor que también dobla a Sheldon Cooper y que le pone un tono cachondo y chulesco que le sienta muy bien al personaje. También hay que hablar de personajes como Kenshi (con el actor de doblaje de Hugh Jackman), con unas frases contundentes y que parecen salidas de la misma garganta del personaje, también a Sub-Zero y Scorpion, con voces graves y fuertes que podrían acongojar a cualquiera en un callejón oscuro.

Además, hay mucho trabajo de doblaje detrás ya que ahora, antes de cada combate, los personajes se saludan con una brevísima conversación. Estas conversaciones están muy bien hechas y cada pareja de personajes se reconocerán entre ellos, teniendo varias líneas de diálogo diferentes cada vez que se encuentren. Nosotros hemos hecho la prueba y hemos descubierto que hay entre 4 y 5 conversaciones por cada pareja de personajes, lo cual está bastante bien. El mayor problema es que, aunque las conversaciones cambien, las animaciones no y a veces, solo a veces, hay un problema de desincronización labial, pero nada grave.

Hay que decir que esta desincronización labial también hace aparición en el modo historia, son solo tres veces, pero se nota tantísimo que casi duele a los ojos. Obviamente, esto no es un error de los actores, ya que seguramente han doblado el juego sin poder ver la pantalla, y viendo que el resto del juego no tiene errores, esto es más que perdonable.

Pasando a la banda sonora, esta es más que decente. De hecho, casi no se echa de menos el tema clásico de Mortal Kombat. Los temas musicales son potentes, tensos y con diferentes estilos. Aunque hay que dejar claro que han dejado de lado los temas especialmente cañeros para meter obras más climáticas y tensas. Esto hace que durante el combate podamos concentrarnos más en estar atentos a nuestro contrincante y, además, pegan mucho con los efectos sonoros de los escenarios, que pueden ir desde olas rompiendo a gente hablando en un mercado.

Eso sí, los reyes en cuanto a ambientación y sonido, son los efectos y los ruidos que encontraremos durante los combates. El crujir de los huesos, el chocar de los puños contra la piel, los gritos de dolor o de esfuerzo que realizan los personajes, todos fantásticos. Por un lado, tenemos los sonidos ambiente. En los escenarios con meteorología, la lluvia o los rayos suenan por todo el escenario, haciendo que nos sumerjamos más en un combate que, claramente, es a muerte.




Por otro lado, tenemos los sonidos que realizan los personajes. Todos ellos son muy acertados, desde los sonidos de esfuerzos y de golpes, que se notan sobre todo en Liu Kang con sus grititos a lo Bruce Lee, a los sonidos que realizan todos los personajes al recibir daño. Incluso Goro se queja del dolor y eso hace que todo tenga un toque realista que incluso te anima a seguir golpeando.

Pero estos no son los únicos personajes que hacen ruido, durante los combates podremos interactuar con personajes (generalmente lanzándolos contra el enemigo) que gritarán y que se dolerán cuando hayan impactado. Como curiosidad, en el escenario del templo del cielo (templo de Raiden), podemos lanzar a un monje que está rezando, y entonces impactará un rayo en el lugar en el que estaba el monje, con un efecto sonoro contundente y bestial. No han perdido detalle en este juego y se agradece muchísimo.

Solo se puede poner un punto negativo, que en realidad no lo es. El sonido de las vísceras desparramándose en los fatalitys es tan realista, que hace que te den más asco estas ejecuciones. Sinceramente, no tenemos claro como habrán conseguido ese realismo sonoro, esperamos que no se hayan cargado a nadie para conseguirlo.

FINISH HIM!

Hablar de la jugabilidad de un juego de lucha no es fácil. Es difícil encontrar a alguien que no haya probado alguna vez un Mortal Kombat y su esquema de control es bastante sencillo. Con la cruceta nos movemos y hacemos las combinaciones para los ataques especiales (también se puede hacer con el stick, pero la cruceta es más cómoda y precisa), con los cuatro botones principales atacamos, teniendo cada extremidad un botón asignado, uno para cada brazo y uno para cada pierna. Nos cubrimos presionando el gatillo derecho (RT/R2) y hacemos llaves con el botón superior izquierdo (LB/L1). Por último, interactuamos con el escenario gracias al botón superior derecho (RB/R1) y el gatillo izquierdo (LT/L2) sirve para unirlo al gatillo derecho para hacer el combo breaker y el ataque Rayos X. Hay que destacar que el botón de defensa también se puede usar para mejorar los ataques especiales corrientes, a cambio del gasto de energía de nuestra barra de ataque especial Rayos X.

No han inventado nada en cuanto al control, simplemente han añadido la interacción con escenarios y el sistema Rayos X, que es igual que el visto en el anterior título. Ahora bien, su manejo es muy fluido, muy instintivo e incluso podemos ponerlo más a nuestro gusto en el menú de opciones, decidiendo botones e incluso pudiendo configurar si los ataques especiales se activarán pulsando la última dirección y el botón de ataque a la vez o por separado. Un control a la carta, que servirá bien a los propósitos de los jugadores.

Ahora, también hay que dejar claro que aunque en el control no han introducido grandes cambios (para qué vas a arreglar lo que no está roto), el cambio viene de manos de los personajes. Tenemos 25 personajes jugables (y uno más al terminar el modo historia) y cada uno de ellos tiene tres variantes que cambian algunos de los ataques especiales, algunos combos e incluso añaden nuevas armas para atacar. Esto, que a priori puede no parecer importante, es un cambio enorme que triplica el número de personajes y que permite que todos y cada uno de los personajes tengan tres vertientes únicas que puede hacer que cualquier jugador se pueda sentir a gusto. Es muy importante recalcar que estas variantes cambian bastantes cosas, pero siempre hay cosas que dejan intactas, por ejemplo, Kung Lao siempre lanzará su sombrero cortante (aunque en una de sus vertientes tiene más control del sombrero cuando ha sido lanzado) y Jax siempre puede hacer el movimiento del terremoto golpeando el suelo (aunque una de sus variantes hace este movimiento más potente y permite también hacerlo desde el aire).

Mortal Kombat raiden

Con las variantes han conseguido que un personaje no tenga demasiados ataques especiales que puedan liar a los jugadores más novatos y también permite que los profesionales se puedan quedar con los personajes que más les agradan, obviando los ataques especiales que no les gustaban. Además, se puede diferenciar las variantes por el aspecto del personaje. Por ejemplo, Sub-Zero tiene una variante centrada en la defensa de hielo que tiene una máscara de hielo; otra variante que puede crear armas de hielo, en la que los brazos están rodeados de hielo, lanzando incluso un poco de vapor; y por último tiene la variante en la que puede utilizar clones de hielo, que se caracteriza por tener el galón de Gran Maestro de los Lin Kuei en el pecho. Esto hace que siempre tengamos una idea aproximada sobre contra que variante estamos peleando.




Además, tenemos que tener en cuenta que muchos de estos personajes son nuevos, con lo que todos podemos descubrir multitud de personajes que nos pueden gustar más o menos. Como la historia tiene un lapso temporal de 25 años, han podido usar a la descendencia de algunos antiguos protagonistas y también han podido crear nuevos personajes en el Mundo Exterior (Outworld para los puristas) que hablan sobre cómo ha avanzado la estructura política de esa dimensión. De esta manera tenemos Cassie Cage, hija de Johnny y Sonya Blade; Jacqui Briggs, hija de Jackson “jax” Briggs y su mujer Vera; Kung Jin, sobrino de Kung Lao y antiguo ladrón (con un traje alternativo muy parecido al del protagonista de Thief) y Takeda Takahashi, hijo del samurái ciego Kenshi. Por parte del mundo exterior tenemos a Kotal Khan, que usurpó el pode tras la caída de Shao Khan; D’Vorah, una consejera de Kotal que tiene aspecto de insecto; Ferra y Tor, una especie de enana unida a un gigante que mete golpes como panes; y Erron Black, un forajido de la Tierra que acabó en el Mundo Exterior como mercenario. Este último personaje, aunque está en el bando del Mundo Exterior, siempre deja claro que hace las cosas por dinero, lo cual es muy curioso.

Todos estos nuevos personajes tienen su propia personalidad, tanto en la historia como en juego. Algo especialmente bueno de Mortal Kombat X es que todos los personajes son válidos, no hay ninguno que sea malo. Es cierto que estos nuevos personajes (sobre todos los descendientes de anteriores luchadores) son bastante manejables, con combos sencillos y ataques especiales de fácil combinación, pero en general los personajes están muy equilibrados.

Hay que destacar que, aunque algún personaje parece demasiado poderoso, como Kenshi, que en su variante de equilibrado puede hacer combos completos estando muy alejado de su oponente, siempre puede ser vencido gracias a proyectiles o acercándose mucho a él. Otros personajes que parecen poco potentes por falta de combos o por ataques especiales poco vistosos, causan mucho daño con sus combos cortos. En este grupo podemos poner a Kung Lao y a Kotal Khan (aunque Raiden no les anda lejos). De esta manera han conseguido un plantel de personajes muy bueno y equilibrado.

Aunque hay que decir que gracias al modo Historia podemos encontrar que hay personajes que no han metido porque no han querido, ya que peleas contra ellos, pero luego no puedes desbloquearlos. Estamos hablando de Tanya, Baraka y Rain, que seguramente estarán disponibles posteriormente vía DLC. En la historia también hacen cameos multitud de personajes (Sareena, Kabal, Frost, Fujin, etc) pero nunca se pelea con ellos, con lo que es menos posible que estos salgan. El hecho es que, habiendo creado ya a los personajes y sus movimientos, no les costaba nada meterlos en el juego final, con lo que simplemente intentarán sacar dinero proponiéndolos gracias a los contenidos descargables.

El hecho es que jugablemente el juego es realmente bueno, de hecho, podríamos estar ante uno de los juegos de combates más difíciles, pero al mismo tiempo más vistoso y más sencillo para hacer combinaciones que hay. De esta manera, ganar no será nada fácil, pero no será por nuestra incapacidad para hacer buenos combos y movimientos especiales, sino por la tremenda capacidad que tiene la IA para leer nuestros movimientos. Incluso hacer fatalitys es sencillo, con instrucciones de cómo se hacen y con un modo práctica en exclusiva para estas ejecuciones. Además, también tenemos los brutalitys, que ya no son fatalitys más gores (lo cual nos parece difícil), sino que ahora se activan cuando realizamos una serie de acciones durante el combate y terminamos el mismo con un golpe determinado del personaje. Estos golpes matan a nuestro enemigo despedazándolo o desmembrándolo y nos otorgan muchos puntos y monedas.

FLAWLESS VICTORY

El juego nos presenta un modo Historia que no es muy largo, realmente controlamos a 12 personajes, con cuatro combates cada uno y a veces una secuencia QTE entre capítulos. Estamos hablando de unas 4 horas, en las que nos cuentan una historia que une dos momentos separados 25 años en el tiempo. De esta manera empezaremos justo después del anterior Mortal Kombat y terminaremos una generación después, habiendo conocido a todos los personajes nuevos y habiendo controlado a casi todos los personajes “buenos”. Hay que destacar que al pasar tantos años, podremos ver a Scorpion y a Sub-Zero con su aspecto humano, tras haber escapado del conjuro de Quan Chi. La historia está muy bien hecha, de hecho, consideramos que tiene más contenido que muchos otros juegos, con giros argumentales, con traiciones, con alianzas y multitud de toñas. Descubrir quiénes son los chicos nuevos hace que puedas tener claro quienes te gustan más, además de entender sus personalidades y motivaciones.

Todo lo anteriormente contado está muy bien, pero de nada nos sirve si el juego luego dura un suspiro. En este caso, al ser un juego de lucha, se supone que podremos alargarlo tanto como aguantemos luchando contra amigos (online u offline), tras habernos pasado el modo Historia. De acuerdo, en NetherRealm Studios supusieron que esto pasaría, así que han decidido hacer un juego que puede llegar a ser infinito. Sí, infinito ¿Qué cómo lo han hecho? A través del sistema de torres.

Todos conocemos la clásica torre de Mortal Kombat. Es el modo arcade de toda la vida en el que ascenderemos con nuestro personaje, realizando 10 combates, para acabar enfrentándonos al enemigo final, que en este caso será el dios antiguo Shinnok. Tras vencerlos a todos, aparecerá un final a través de dibujos, narrando lo que le ocurre al personaje tras vencer en Mortal Kombat. De acuerdo, todos conocemos esta torre, el asunto es que Mortal Kombat X tiene muchas más torres, entre las normales nos encontramos las siguientes: la torre infinita, típico modo sin fin, en el que intentaremos hacer la mejor puntuación posible y la torre de supervivencia, en el que solo tendremos una barra de vida y deberemos intentar vencer al mayor número de oponentes que podamos.




Pero además, han añadido nuevos tipos de torres. Primero tenemos la torre del test de fuerza, donde deberemos superar retos de romper objetos de un solo golpe. En realidad es un minijuego de aporreo de botones, pero es divertido y simple, te da monedas y experiencia extra y si fallas, tu personaje morirá a manos de algún personaje de una manera muy divertida.

También tenemos la torre de desafío de suerte. Esta torre se compone de una serie de combates en los que aparecerán modificadores al azar que harán el combate más difícil e interesante. Es difícil de explicar en un escrito, pero básicamente se trata de poner condicionantes que hacen que el combate no consista solo en pelear, también deberemos esquivar, estar atentos a que caigan rayos o a terremotos, luchar a oscuras o con poca gravedad, etc. Es muy divertido y le da mucha variedad al juego.

Pero aquí no acaba el asunto, a parte de estas torres tradicionales, están las torres vivientes. Estas son torres que cuelgan los desarrolladores de Mortal Kombat en la que tendremos una nueva diaria (de unos 10 combates, como la clásica), una nueva cada hora (de cinco combates generalmente) y una torre premier, que nos permitirá usar un personaje de DLC que no tengamos. De esta manera, esta primera semana se ha podido usar a Goro aunque no lo tengas comprado, aunque solo en esa torre. Igualmente, es una idea genial para que todo el mundo pueda probar todos los personajes de DLC sin tener que pasar por caja. Estas torres no son simples combates, traerán algún modificador concreto y presentarán retos, como hacer varias llaves o golpes con salto en un asalto.

Mortal_Kombat Goro

Pero esto no ha terminado. A lo largo de este análisis os hemos hablado de puntos de experiencia y monedas. Pues bien, existen puntos de experiencia que hacen que nuestro perfil suba de nivel y también que aporte puntos de experiencia a la facción a la que pertenezcamos. Al empezar a jugar nos piden que nos alineemos con una facción. Al hacerlo, podremos acceder a los retos diarios que nos imponga nuestra facción para otorgarle puntos, en plan casa de Hogwarts o equipo de fútbol. Además, de vez en cuando el Mundo Exterior atacará la Tierra y podrás pelear junto a tu facción para impedir la invasión. Se activará una torre especial de invasión y también podremos luchar contra el líder de la facción invasora. Este líder será inmortal y estará en un nivel de dificultad muy alto, con lo que nunca le podremos vencer, pero aquí lo importante está en aguantar el mayor tiempo posible y hacerle todo el daño que podamos, ayudando así a nuestra facción en la guerra. Además, si jugamos una torre de otro estilo durante una guerra, cabe la posibilidad de que aparezca un asesino en medio de la torre y que tengamos que pelear contra él. Las facciones ofrecen más diversión y esta especie de metajuego en el que nos involucraremos en guerras. Es una idea absolutamente genial y muy divertida.

Las monedas, en cambio, sirven para desbloquear cosas en la Kripta ¿Os acordáis de ella? Es la sala donde podemos comprar artes, música, conceptos de personajes, trajes y desbloquear brutalitys y fatalitys. Ahora bien, le han dado una vuelta de tuerca. La Kripta es ahora una especie de mini-aventura en primera persona en la que iremos caminando por un cementerio, rompiendo tumbas gracias a las monedas, desbloqueando así la cantidad de cosas que hay para nuestra Kolección. En la Kripta nos encontraremos con pequeños puzles, con pasadizos secretos, con objetos de personajes de Mortal Kombat para poder acceder a nuevas zonas y también deberemos defendernos de enemigos como arañas, perros o zombies. No es muy grande, pero la idea es buena y entretenida. Encontrar todas las salas no llevará más de dos horas, pero hay muchas cosas para desbloquear y cuestan bastantes monedas, pero para conseguirlas ya tenemos las infinitas torres que nos presenta el juego. Por lo menos nos dan cosas como antaño y no a través de DLC.

GORY GLORY

El juego se presenta como uno de los mejores juegos de lucha de todos los tiempos. Es el primer juego de combate de la nueva generación (obviando a los exclusivos) y hace las cosas tremendamente bien. Gráficos, sonido, duración y jugabilidad que rozan la perfección. Es un juegazo, es divertido y es altamente recomendable. Si eres fan de Mortal Kombat, debes ir a por ello. Si eres fan de los juegos de lucha, debes tenerlo ya. Si no te gustan los juegos de lucha ¿Qué leches haces leyendo este extensísimo análisis?

Mortal Kombat X llegó Playstation 4 y a Xbox One el 14 de abril de 2015, gracias a NetherRealm Studios y a Warner Bros. Las versiones de Playstation 3 y de Xbox 360 no saldrán a la venta hasta el 30 de junio.


Positivo

  • Combates fluidos y divertidos
  • Sangre a borbotones
  • La guerra de facciones es una gran idea
  • Las torres alargan el juego hasta el infinito
  • La Kripta es una vuelta de tuerca estupenda
  • Las variantes triplican el número de personajes

Negativo

  • A veces la dificultad tiene picos
  • La política de DLC
9.4

Increíble

Política de puntuación

Gonzalo Gómez
Joven graduado en Derecho que adora los videojuegos, el cine y la música.