El estudio de Detroit: Become Human es señalado como tóxico para trabajar

Detroit: Become Human

PlayStation 4

El estudio de Detroit: Become Human es señalado como tóxico para trabajar

Asimismo, se habla de acoso sexual

El estudio de Detroit: Become Human es señalado como tóxico para trabajar
 
 

Recientemente, tres publicaciones francesas distintas –Le MondeCanard PC y Mediapart– publicaron escritos que señalan que Quantic Dream, creadores de Heavy Rain, Beyond: Dos Almas y el venidero Detroit: Become Human, sería un lugar tóxico para trabajar. Específicamente, las declaraciones apuntan a que el equipo de David Cage presenta diversos vicios como racismo, homofobia y acoso sexual, aunque el propio directivo de la desarrolladora se ha encargado de negar los alegatos de forma inmediata.

Asimismo, la empresa liberó un comunicado en el que “categóricamente negamos todas esas acusaciones“, mientras que, de modo simultáneo, el mencionado creativo se escudó con comentarios de la índole de “tengo un amigo que pertenece a una minoría“, “¿Quieres hablar de homofobia? Trabajo con Ellen Page, quien lucha por los derechos de LGBT“, “¿Quieres hablar de racismo? Trabajo con Jesse Williams, quien lucha por los derechos civiles en Estados Unidos… Júzguenme por mi trabajo“.

Sin embargo, el rebatir de Cage se ve contrariado al considerar que, según reportes, éste y múltiples empleados más crearon una base de datos con más de 600 imágenes en las que se denigra a colaboradores y trabajadores por igual, quienes fueron obligados a posar de forma sexual o verse como nazis ante un mandamás que, aparentemente, es llamado como “Papá“, “Dios” o “Rey del Sol” por su autocrática manera de laborar, demandando así largas horas de trabajo sin escuchar las opiniones de los demás.

Al mismo tiempo, se ha acusado a Cage de no tener consideración con sus colegas mujeresel 83% de Quantic Dream es masculino-, ya que realiza insistentes chistes inapropiados y “siente que tiene el derecho de decir todo lo que le venga en gana“, pero el mismo continuó refutando al comentar que lo plasmado es “ridículo, absurdo y grotesco“.

Por los momentos, desconocemos qué implicaciones tendrá lo previamente planteado en el desarrollo de Detroit: Become Human, mas ésto queda relegado a un segundo plano en pos de que los trabajadores de la compañía puedan recibir un trato digno, sin la necesidad de sufrir las lacras que, según afirman, están adoleciendo.

 





Contenido relacionado