Las piezas más decepcionantes de la San Diego Comic Con

Las sombras de la San Diego Comic Con

Las piezas más decepcionantes de la San Diego Comic Con
 

Durante estos días hemos compartido algunas de las piezas más impresionantes que nos ha dejado el popular evento de la San Diego Comic Con de este 2018. Sin embargo, pese a los numerosos anuncios y el impresionante resultado de algunas de las piezas mostradas, no hay luz sin sombras. Aunque no son tantas las que han decepcionado de forma importante, si que hay algunas que prometían mucho más de lo que finalmente parece que serán.

Las piezas sobre videojuegos no han tenido una gran representación en esta edición, y entre las pocas destacables, es muy triste tener que incluir una de ellas en este listado de las piezas más decepcionantes. Como ya hemos solido comentar otras veces las fotos promocionales que los estudios suelen compartir a veces sirven para hacerse una idea equivocada, y esperar demasiado de algunas piezas que cuando llegan a casa de los compradores suelen terminar decepcionando. Sin embargo, exponerlas al público en eventos como este que ha tenido lugar días atrás en la ciudad de San Diego, nos ofrece la oportunidad de comprobar con mayor detalle muchas de ellas.

Por desgracia observar con mayor lujo de detalles algunas de las piezas que en un principio nos emocionan, puede acarrear sorpresas inesperadas y sumamente desagradables. Para muestra, esa pieza de Shadow of the Tomb Raider de Weta, que si bien en un primer momento nos había emocionado por la calidad que parecía atesorar, tras poder ver las fotos compartidas por las asistentes queda prácticamente descartada ante el regular resultado conseguido por el estudio. Una pena, ya que la próxima entrega que saldrá a la venta el próximo 14 de septiembre, era un motivo importante para promocionar y generar interés sobre posibles futuros compradores. El rostro de Lara dista y mucho de ser parecido a la del juego, pero esto no es lo peor, existen varias piezas sobre Lara que no basan el aspecto de su rostro en su homónima de los videojuegos, y de igual manera son grandes representaciones de una calidad indiscutible. Sin embargo, la pieza de Weta muestra el rostro del popular personaje sin ningún tipo de mimo, carente de emoción alguna, algo que contrasta con la calidad del resto de la pieza, que es bastante más aceptable. Cierto es que se trata del primer prototipo, y la pieza puede sufrir cambios de cara al lanzamiento. Si Weta fuera inteligente, desde luego deberían de hacer una revisión profunda con el objetivo de cambiar la pieza de forma drástica con un esculpido diferente de la pieza sobre incluyendo un rostro mucho más llamativo y atractivo como el personaje merece.

Por otra parte tenemos dos piezas de otro de los grandes estudios presentes en la San Diego Comic Con. Se trata del estudio de Elite Creatures Collectibles, capaces de lo mejor ofreciendo piezas de gran calidad, pero también de lo peor. El personaje principal de las dos películas dirigidas por Quentin Tarantino y protagonizada por Uma Thurman en el papel de Mamba Negra ha sido una de la piezas más decepcionantes de todo el evento. Incomprensible algunas de las decisiones tomadas en el diseño de la pieza, con importantes fallos. Además del poco parecido de la pieza, nosotros no recordamos esa melena más acorde con una Barbie que lo que podría esperarse en una pieza basada en este personaje.

Chronicle Collectibles también ha ofrecido una de las piezas más imponentes de la feria, aquella que os mostramos hace escasos días sobre Jareth, Rey de los Goblins. El Dr. Alan Grant de Jurassic Park protagoniza una Premium Format que si bien no es un desastre en todos los sentidos, no muestra nada que la haga realmente interesante ni especial. Más allá de la ropa de tela real, el rostro del personaje dista de la del actor, y los detalles secundarios del personaje no están realizados con gusto dando forma a una pieza que no causa emoción alguna. Una vez más, volvemos a lo de siempre. Teniendo en cuenta el gran coste de estas piezas, que en ocasiones superan los 600 euros, que menos que exigir una calidad que estas tres por desgracia están lejos de alcanzar.


Contenido relacionado