Netflix cancela oficialmente Iron Fist tras dos temporadas

El héroe intepretado por Finn Jones se convierte en el primer expulsado de la plataforma

Netflix cancela oficialmente Iron Fist tras dos temporadas
 

El gran momento de la verdad está a la vuelta a de la esquina, y Netflix ha comenzado a soltar lastre. Aunque hasta este año la plataforma no se había deshecho de ninguna de sus series Marvel el deseo de poder competir en las mejores condiciones con las grandes compañías que están por llegar a la industria, ha terminado pesando en la ficción que venía arrastrando más problemas desde su primer estreno. “Iron Fist”, el héroe menos valorado de todo el catálago, consiguió superar una primera temporada paupérrima de malas críticas y peor audiencia, pero no ha podido con los directivos de Netflix en su segundo asalto.

A través de un comunicado difundido (vía Deadline) este pasado viernes, la plataforma ponía punto y final al viaje de Danny Rand por televisión. “Iron Fist no volverá a Netflix con una tercera temporada“, comenzaba. “Todos en Marvel Television y Netflix están orgullosos de la serie y agradecidos por el duro trabajo que ha realizado nuestro increíble reparto, equipo, y showrunners. Agradecemos a los fans que han visto las dos temporadas, y a los socios con los que hemos compartido viaje. La serie en Netflix ha terminado, pero Iron Fist el inmortal seguirá viviendo“.

Con esta noticia el héroe interpretado por Finn Jones se convierte en el primer despedido de la plataforma, y se suma a un grupo de series ya desaparecidas en el que están “Agente Carter”, finalizada el pasado 2016, e “Inhumanos”, una de los estrenos peor recibidos del 2017. Sin embargo el viaje de Iron Fist podría no haber todavía terminado por completo. Y es que según relata el comunicado, este justiciero tiene posibilidades de aparecer por alegaciones en alguna de las otras series que por el momento sí continuarán su andadura en Netflix.

En poco menos de una semana el universo Marvel recibirá la tercera temporada de “Daredevil”, y continuará hacia adelante quedándose solo con lo más valioso. Y es que la entrada de DC, Disney, Apple, y el resto de compañías, al mundo del streaming, podría complicarse las cosas a Reed Hastings si no cuentan con sus bazas más fuertes. Los números de audiencia y las críticas a las que en un principio se les daba más manga ancha, podrían comenzar a ser el factor determinante para ver otros casos similares como el de Danny Rand en el futuro.


Contenido relacionado