Hit vs Jiren: Enfrentamiento ultradimensional en Dragon Ball Super

Dragon Ball Super

Finalizada

Hit vs Jiren: Enfrentamiento ultradimensional en Dragon Ball Super

Jiren y el asesino no decepcionan en un espectáculo difícil de seguir

Hit vs Jiren: Enfrentamiento ultradimensional en Dragon Ball Super
 

Cuando los generales enseñan sus cartas, las tropas se mueven. “Dragon Ball Super” entró la semana pasada en su recta final antes de que termine el Torneo del Poder y ahora todos los guerreros se preparan para alzarse con la victoria. La demostración de poder de Goku y Jiren dejó claro que no había nadie capaz de derrotar al luchador del Universo 11, y aunque ninguno se atreve a atacarlo, Hit rompió la norma al intentar aprovechar una debilidad. Lo que desconocía el asesino del Universo 6, es que estaba iniciando una serie de acontecimientos que ni él mismo podría controlar.

¿Enemigos o aliados?

Tras el final del último episodio, Goku quedaba muy malherido por el combate y eso era aprovechado por Freezer. El Emperador del Mal parecía que iba a consagrar su eterna venganza en una escena muy similar a la que se produjo en Namek durante su primer encuentro. Sin embargo el cliffhanger que parecía dejar clara las intenciones del villano, no eran más que un engaño. Y es que Freezer volvía a sorprender una vez más a todos.

En un movimiento algo inesperado, el archienemigo de Goku le prestaba parte de su Ki para permitir que se recuperara ¿Por qué? Aunque Freezer declaró abiertamente su traición al Universo 6, para lograr ganar el torneo debe sobreponerse al resto de guerreros, y eso supone vencer a Jiren. Él es capaz de entender que necesita a Goku para esa tarea, y de esa forma pretende dejarlo con vida para que termine lo que empezó. El problema está en que ni si quiera el Saiyajin está seguro de si será capaz de controlar la doctrina egoísta y de si tendrá las fuerzas suficientes para volver a activarla.

Un enfrentamiento de otra dimensión

Tras haber visto de lo que es capaz el guerrero de las Tropas del Orgullo, Hit parecía muy confiado de sus posibilidades y de su característico Salto Temporal. Lo que no sabía era que Jiren ya conocía dicho movimiento, y estaba totalmente preparado para él. Así es como los primeros intercambios de golpes dejaban clara la diferencia de poder entre ambos luchadores, en un combate difícil de seguir para el resto de los allí presentes. “¿De verdad pretendes derrotarme?” le dice Jiren al asesino.

En ese instante Hit continúa fracasando una y otra vez, siguiendo la misma estrategia que en el pasado. Este guerrero ya demostró ser mucho más inteligente de lo que aparentan sus movimientos, y suele dejarse golpear en numerosas ocasiones para adaptar a su cuerpo al ritmo del rival. En esta ocasión su táctica le llevaba a ejecutar una técnica que le duplicaba en dos espacios temporales distintos para confundir a Jiren. Sin embargo el movimiento tampoco funcionaba contra el guerrero del Universo 11, que parecía hacerse cada vez más fuerte.

Continúan los intercambios de golpes, y como bien señala Vados, Hit ni si quiera ha sido capaz de acertar una sola vez sobre Jiren. Lo único que ha conseguido hasta ahora ha sido desgastarse inútilmente. Al menos eso es lo que parece a ojos de un desesperado Champa y, el resto de espectadores de la competición. Nadie daba crédito a lo que está viendo, teniendo en cuenta que el asesino era el miembro más poderoso del Universo 6 y el tercero de todo el torneo.

Una traición y el adelanto de un espectáculo

Incluso Goku, que ya se había recuperado gracias a la ayuda de Freezer, estaba sorprendido del enfrentamiento que ahora observaba escondido en unas rocas. No obstante, había dos guerreros que no se habían quedado prendados por la fuerza de Jiren, y aprovechaban el despiste de Goku para intentar atacarlo por la espalda de forma conjunta.

Jiren y Pilila habían permanecido en las sombras hasta este momento, incitando a todo tipo de teorías. Los dos namekianos parecen compartir algún tipo de sincronía que desvelarán en el futuro de “Dragon Ball Super”, aunque por el momento se han encontrado en el camino con Gohan y Piccolo, que estaban allí para defender a Goku de posibles ataques como esos. Es probable que los cuatro tengan un enfrentamiento en las próximas semanas, y entonces veamos el clímax de Piccolo en el Torneo del Poder.

Príncipe vs Princesa

Al mismo tiempo, en otra parte de la zona de combate, Vegeta había decidido no quedarse de brazos cruzados, y se enfrentaba a Ribrianne. La luchadora del amor que tantos problemas le dio a Goku no se rinde ni si quiera aunque tenga delante al príncipe. Sin embargo Vegeta no es Goku, y no ha querido guardarse nada de poder para acabar con la rival. Así los dos comenzaban a intercambiar golpes con una clara ventaja del Saiyajin que estaba cerca de eliminar a Ribrianne de no ser por una intervención de última hora.

Rozie aparece en el momento más oportuno para parar el golpe de gracia de Vegeta, y llevarse a su compañera a un lugar seguro. Las dos participantes del Universo 2 toman a partir de ese momento una estrategia defensiva a sabiendas de que su equipo es el más propenso a ser eliminado en la competición. Sin embargo ellas dos no son las únicas preocupadas por lo que pueda suceder a partir de este momento.

El honor de un asesino

Cabba, Caulifla y Kale estaban observando en todo momento lo que sucedía en el combate entre Hit y Jiren. Son conscientes de que todas sus oportunidades de salir vencedores en la competición pasan por el asesino, y las cosas no parecen ir demasiado bien. La preocupación era tal que hasta Caulifla quería intervenir, demostrando su carácter de Saiyajin, pero ha sido entonces cuando Cabba ha mostrado su lado más maduro tranquilizando a su compañera y explicándole que es posible que Hit esconda un as bajo la manga, y así era efectivamente.

Cuando todo ya estaba perdido para el asesino, este lanzaba un puño desde el suelo que era fácilmente detenido por Jiren, pero que solo servía como distracción para el verdadero movimiento. En un abrir y cerrar de ojos Hit saltaba tras él y le asestaba el primer golpe de todo el combate, un golpe que desencadenaría una prisión temporal. Y es que esa era su estrategia desde el comienzo; encadenar saltos de manera consecutiva para encerrar a Jiren en una trampa paralizante. Hit se había dado cuenta de que no podía acabar con su rival, y “por su orgullo de asesino”, tal y como relata, ahora eran sus compañeros los que tenían que aprovechar la situación para ganar el torneo.

De esa manera Cabba y el resto de Saiayajin del Universo 6 obedecen y se lanzan a terminar su trabajo en el torneo, aunque las cosas no terminaban de funcionar como esperaban. Y es que Jiren, sobreponiéndose a todo y todos, una vez más se saltaba cualquier ley física imaginable, y comenzaba a moverse incluso rompiendo el espacio-tiempo. En ese instante Hit decidía abandonar toda esperanza y se lanzaba con las últimas fuerzas que le quedaban.

Pero Jiren volvía a levantar la cabeza una vez más. Aunque estuviera paralizado por la técnica, conseguía detener el golpe de Hit con un resplandor en sus ojos, demostrando que su ser actúa en dos dimensiones al mismo tiempo. Le devuelve el golpe sin hacer ningún movimiento, y antes de que pueda levantarse y recuperarse, vuelve a reaparecer y le expulsa del torneo de forma espectacular.

Con Hit eliminado, y Goku derrotado, ya nadie parece estar a la altura del guerrero del Universo 11. En ese  mismo instante además Daishinkan anuncia que ya ha transcurrido la mitad del Tiempo del Torneo del Poder, y que solo restan 50 tanks para que “Dragon Ball Super” llegue a su desenlace. El poderoso ser decide marcar la recta final de la competición cambiando el color del cielo a un verde que anuncia un desenlace especial para todos sus participantes.

Jiren por su parte, y confiado de que ya no queda nadie que pueda hacerle frente, vuelve a entrar en fase de meditación en pleno combate. Su cuerpo se recubre de una fina capa de Ki y delante de él se sitúan Dyspo y Toppo para acabar su trabajo. Tal es la osadía del guerrero que incluso los Dioses del Todo se sorprenden de lo que acaba de hacer, y no pasa tiempo antes de que llame la atención de los rivales.

Biarra, del Universo 3 aparece frente a los guerreros del Universo 11, y estos se sorprenden por su atrevimiento. Sin embargo su presencia solo era una táctica de distracción para que su compañero Catopesra intentara acabar con Jiren, ahora que meditaba. La estrategia rápidamente era desbaratada y el luchador salía despedido por la fuerza del misterioso Ki del todopoderoso guerrero, y abría una importante cuestión. ¿No hay nadie capaz de derrotarlo? Goku ya se repone de sus fuerzas, y quizás pueda volver a activar su doctrina egoísta, pero ya no existe el factor sorpresa. Jiren se ha hecho con todo el protagonismo de “Dragon Ball Super”, y será difícil que Vegeta se lo robe la próxima semana.


Contenido relacionado